222.000 dólares por 24 canciones

Jammie Thomas va a tener que pagar durante toda la vida un cuarto de su sueldo a empresas discográficas por compartir 24 canciones en internet.

Las discográficas pierden plata y gastan la que les queda en demandar a madres solteras. Por solo 24 canciones. Unos hijos de puta que no pueden soportar como su arcaico modelo de negocio se va al carajo. Más que un castigo ejemplar, produce un rechazo total. Por suerte hay bandas que están empezando a probar modelos alternativos e independientes.

¿Y quienes son los artistas de esas 24 canciones? ¿No tienen nada para decir al respecto? ¿No les da vergüenza?