The Spirit

Frank Miller asume por su cuenta el rol de director, luego de su experiencia co-dirigiendo su Sin City junto a Robert Rodriguez, adaptando en este caso una gran obra del mundo del comic ajena: The Spirit, de Will Eisner.

El film cuenta la historia del policía Denny Colt, que regresa de la muerte para combatir el crimen de Central City desde las sombras asumiendo la identidad de The Spirit.

Más allá de las licencias tomadas por Miller en su adaptación y de lo que parece un intento de imitar el look de Sin City, el resultado es raro. Por momentos cuesta entender si la película fue pensada como una parodia o si pretende ser seria, y se sostiene demasiado en la parte visual, dejando a la historia algunos agujeros que podrían haber sido mejor resueltos.