Coraline

Coraline acaba de mudarse con su familia a una antigua casona dividida en varios departamentos. Sus padres están siempre ocupados trabajando y la niña se siente ignorada, aislada y aburrida, y para entretenerse pasa el tiempo explorando el edificio y sus alrededores. En una habitación de su casa que sólo se usa para guardar muebles viejos, Coraline descubre una extraña puerta que la conduce a un mundo paralelo. En este otro mundo hay una réplica casi exacta de su casa con otra versión de su madre y su padre, aunque éstos tienen botones en vez de ojos. Sus otros padres son amables y cariñosos y desean que se quede con ellos para siempre. Pero en este mundo paralelo tan ideal hay algo que no está bien…

De Neil Gaiman, con ilustraciones de Dave McKean.


Aclamada por el público y la crítica, Coraline es una historia corta pero atrapante, que mezcla fantasía y un terror un poco más adulto con elementos clásicos de la literatura infantil. Como se comenta en algunos reviews, probablemente a los chicos les encanta como aventura porque no se dan cuenta realmente de cuanto peligro corre la protagonista, lo que sí hacen los adultos, que se enfocan más en el suspenso de la historia.